Simbolos - Colegio San Francisco Tuluá - DEMO

Buscar
Vaya al Contenido

Menu Principal:

 
LA BANDERA
 
EL ESCUDO
 
 
 
 
 

Enmarcada en dos colores: Azul y Amarillo, colores que traducen nobleza y espiritualidad.
El color azul: Da la significancia del feliz término cielo, que impacta en la ternura del ser humano y de su corazón.
El color amarillo: Significa la espiritualidad que debe guardar el estudiante que pasa por las aulas del colegio y que ha recibido una educación cristiana.

 
El escudo tiene una cruz en la parte superior que significa el abrazo de Jesús a FRANCISCO DE ASÍS el día que le imprimió las llagas (Septiembre 17 de 1221).
El escudo es un símbolo. En él habitan los signos de un elocuente lenguaje que constituye un recuerdo perenne de los ideales de una institución, y es el propio tiempo eficaz estimulante para el cumplimiento de los mismos.
La Cruz: Significa que Cristo preside toda la actividad del ser humano, encaminada hacia la vida académica, cultural, deportiva y social del estudiante, enmarcando la comunidad.
El Sol: Que ilumina al mundo para que todos los seres vivientes sean inteligentes y comprendan la grandeza de Dios.
 
 
LA CRUZ TAU
 
 
 
 
Su uso se remonta al mismo Francisco de Asís, quien la usaba como su firma y sello personal. Durante la época de Francisco y a partir del IV Concilio de Letrán, convocado por el Papa Inocencio III, la Tau era un símbolo muy utilizado por la Iglesia Católica en general, como signo de conversión y señal de la cruz.

Se le relacionaba con el libro de Ezequiel (9,3-6), en el cual Yahveh mandaba a su enviado a marcar con una Tau en la frente a los justos de Jerusalén, mientras que en el libro del Apocalipsis (7, 2-4), se asocia a la Tau como el símbolo que tienen en la frente los siervos y salvos de Dios.

San Francisco de Asís, que participó en el Concilio en calidad de superior general de una Orden aprobada por la Iglesia, debió de tomarse muy en serio la invitación de Inocencio III pues, según los compañeros y sus primeros biógrafos, amaba y veneraba la Tau (nombre de la letra T en hebreo y griego) "porque representa la cruz y significa una verdadera penitencia". Al comienzo de cualquier actividad se santiguaba con dicha señal, la prefería a cualquier otro signo y la pintaba en las paredes de las celdas. En sus conversaciones y predicaciones la recomendaba a menudo, y la dibujaba a modo de firma en todas sus cartas y escritos, "como si toda su preocupación fuese grabar el signo de la tau, según el dicho profético, sobre las frentes de los hombres que gimen y se lloran, convertidos de veras a Cristo Jesús".

Entre los manuscritos autógrafos de Francisco en que firma con la "Tau" se encuentra su célebre "Bendición a fray León", reliquia que se conserva en la Basílica de San Francisco de Asís.

 
 
 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal